Elianny Gutiérrez
Elianny Gutiérrez
COMPARTE ESTE ARTÍCULO | |

Errores frecuentes en una estrategia digital

El marketing digital ha revolucionado el mundo de los negocios de manera increíble; por supuesto, aportando diversidad en la manera de cómo llevar a cabo las actividades organizacionales. Asimismo, con los avances tecnológicos que se suscitan frecuentemente en el mundo digital, las empresas deben adaptarse a ellos para poder tener presencia constante en los medios digitales. Sin embargo, considerando lo competitivo que está el mercado, es importante diseñar y controlar efectivamente las estrategias digitales, evitando errores que podrían generar el fracaso de estas.

Cuando se inicia una estrategia digital es normal cometer pequeños errores. Sin embargo, dado la magnitud y frecuencia de estos, podrían llegar a convertirse en un gran dolor de cabeza para los profesionales de marketing, además, grandes pérdidas de dinero que no habrá manera de recuperar. Por tal motivo, es fundamental que conozcas cuáles son los errores que suelen cometerse en el desarrollo de estrategias digitales. De esta manera, a continuación, te presentamos: errores frecuentes en una estrategia digital.

Estrategia digital: errores frecuentes y cómo evitarlos

Ninguna empresa está exenta de cometer errores típicos en el diseño y puesta en marcha de una estrategia digital. El problema surge cuando suceden de manera constante y no se logra dar con el error que está impidiendo el objetivo principal de la campaña digital. Si estás pensando en diseñar una estrategia digital, es importante que conozcas cuáles son los errores que se cometen durante el proceso; con la finalidad, de no caer en ellos. Por ello, presta atención a los siguientes: errores frecuentes en una estrategia digital:

  1. Planteamiento de objetivos pocos claros: una estrategia digital nace con la finalidad de responder a una necesidad en el mercado, y ese, debería ser el objetivo que persiga la misma. Es muy común que las empresas o agencias de marketing digital establezcan objetivos pocos claros, y en el peor de los casos, que pasen por alto el planteamiento de estos. Los objetivos de una estrategia digital representan el camino que deberás seguir, asimismo, te proporcionan las herramientas y recursos necesarios para finalizar el proceso de manera exitosa. No pases por alto el plantear objetivos claros, sencillos y directos; todas las personas que participan en el diseño y puesta en marcha de la campaña digital, deben conocer con precisión en qué y para qué están trabajando. Igualmente, tus consumidores potenciales necesitan saber con exactitud qué es lo que les estás ofreciendo, y porqué eres mejor que la competencia.
  2. No definir el público objetivo: este, suele ser uno de los errores más comunes en cuanto a estrategia digital se trata. Tu campaña digital debe ir orienta a un público en objetivo, para que puedas direccionar las acciones a la fidelización del mismo. Es decir, si en tu tienda vendes ropa femenina para tallas pequeñas, no puedes considerar a tallas grandes como parte de tu estrategia digital. Estarías desviándote de tu meta; el determinar un público objetivo, te permite encaminar las acciones comunicativas para llegar a tus usuarios potenciales.
  3. Selección errónea de los medios digitales: los medios digitales no se centran únicamente en las redes sociales, estas sí representan un canal de comunicación fundamental, pero no son el único. El error de muchos estrategas digitales es considerar como única opción a las plataformas sociales, cuando hay más donde pueden darse a conocer. El objetivo de una estrategia digital es direccionar a los usuarios potenciales hasta al sitio web de la empresa y que allí, realicen acciones de compra, descarga y/o registro.
  4. Sobrecargar de contenidos a la audiencia: no es necesario que bombardees a los usuarios con amplios y constantes contenidos. Centra tus esfuerzos en desarrollar contenidos completos, atractivos y específicos, para que no tengas que crear más.
  5. No dar seguimiento a las estrategias: una estrategia digital involucra un proceso completo que no acaba al momento de ponerla en marca. A esta, debe dársele un seguimiento riguroso para determinar si se está logrando lo esperado o corregir las fallas necesarias.
trabajar-con-una-agencia-de-marketing-digital

SUSCRÍBETE

Recibe un email con nuestros artículos:

New Call-to-action

También te puede interesar: