¿Qué es el inbound marketing y cuáles son sus beneficios?

Existen diferentes tipos de estrategias digitales para lograr mejores resultados, y no solo en cuestión dar a conocer a la marca o a la empresa, sino dar una mejor experiencia al cliente potencial.

Por ello, en esta ocasión te hablaremos del inbound marketing, el cual podrás implementar en tu estrategia digital para que en el momento en el que des a conocer tus productos o servicios, seas el experto que enseña a los clientes potenciales a utilizar lo que ofrece y no solo tiene la necesidad de vender.

¿Qué es inbound marketing?

El inbound marketing o también conocido como marketing de atracción es un método diseñado para poder establecer una comunicación efectiva con el cliente desde que conoce la marca, hasta el proceso de convencimiento y acompañarlo hasta la venta final.

El objetivo principal es atraer y convencer con contenido de valor a tus clientes potenciales, teniendo en cuenta en qué punto del proceso de compra se encuentran para así personalizar qué les ofreces en cada momento.

El fin es que acompañes a tu cliente potencial en todo el camino desde que escuchan hablar por primera vez de tu marca hasta que se concluye la compra, es un paso más allá es la fidelización. Existen tres puntos importantes para llevar a cabo este proceso con éxito y lograr tu objetivo:

Atraer

Lo primero que se necesita es captar la atención de los futuros clientes potenciales, para lograr esto será indispensable crear contenido de valor y conversaciones que consigan crear un vínculo, es decir que tu marca se convierta en un referente de algún tema de tu interés.

Interactuar

ofrecer a las personas información y soluciones que tengan en cuenta sus necesidades y objetivos, para aumentar las probabilidades de que compren tus productos y servicios.

Deleitar

brindar ayuda y herramientas a los clientes para permitirles llegar al éxito gracias a su compra.

Beneficios

Contenido

Los contenidos se deben crear buscando la máxima atracción por parte del público objetivo. Un contenido optimizado que responda a las preguntas y necesidades básicas de los clientes. Por contenido no sólo hay que entender el texto propiamente dicho sino landings optimizadas, vídeos, etc.

Empatía

Es necesario tener en cuenta que las personas pasan por diferentes etapas a medida que interactúan con tu empresa. Cada etapa requiere diferentes acciones de marketing. A medida que aprendamos más acerca de los clientes potenciales debemos personalizar mejor los mensajes para adecuarlos a sus necesidades específicas.

Interacción

Las redes sociales son un lugar ideal para practicar el Inbound Marketing. Interactuamos directamente con nuestro target, tanto si ya es cliente como si aún no lo es. Hay que aprovechar el tirón mediático de las redes sociales para conseguir que usuarios afines a nuestro contenido, que se han interesado en él anteriormente, valoren positivamente e incluso compartan ese contenido en otros canales.

Métricas

Todo esto tiene que tener una recompensa. El círculo se tiene que cerrar con conversiones. Con todo lo anterior hemos conseguido notoriedad, que la gente nos busque y nos encuentre pero ahora llega la parte más apetecible del pastel: ¿Cómo conseguimos captar a ese usuario interesado y convertirlo en cliente? La respuesta a esta pregunta está en la analítica web. El Inbound Marketing requiere de un proceso de analítica muy pormenorizado. Una vez analizamos minuciosamente el tráfico, se obtiene información muy valiosa que nos ayudará a dilucidar la rentabilidad de los productos, identificar qué campañas están funcionando mejor, etc. Estos datos bien analizados y parametrizados nos ayudarán a realizar una serie de informes que nos permitirán incrementar las conversiones.

Recibe los últimos datos e inspiración de FMB