Elianny Gutiérrez
Elianny Gutiérrez
COMPARTE ESTE ARTÍCULO | |

¿Qué es el Lifecycle marketing?

Las actitudes y comportamientos adoptados por los usuarios potenciales durante el proceso de compra , son diversas. No todas las personas tienen las mismas necesidades y requerimientos, y por ende, no todos reaccionaran de igual manera a las estrategias digitales que las empresas pon en en marc h a. Cada estrategia debe tener objetivos específicos que vayan a resolver alguna necesidad existente en el mercado, y por tal, las empresas deben personalizar sus estrategias para adaptarse a cada cliente. Así, nace el Lifecycle m arketing como principal mecanismo para guiar las estrategias hacia los clientes.

Entonces, ¿Qué es el Lifecycle marketing?

El Lifecycle marketing no es más que el conjunto de estrategias de marketing basadas en el ciclo de vida del cliente, con el fin de construir, alimentar y mantener una buena relación con los usuarios potenciales de la marca, lo que al final, se convierte en un incremento de ingresos para la compañía. Asimismo, el Lifecycle marketing se centra en respetar el tiempo del consumidor al diseñar y poner en marcha las estrategias en el momento justo que el usuario las requiera, y no en momentos que no son necesarias. Comunicarse con el cliente en el momento preciso que está requiriendo información, es la clave principal durante el ciclo de vida del cliente; así, no lo perderás en ningún momento.

¿Cuáles son las fases del Lifecycle marketing ?

Antes de diseñar las estrategias orientadas a optimizar el Lifecycle marketing , es importante conocer las fases u objetivos que componen esta herramienta. Siendo las siguientes:

  1. Alcanzar : la primera fase es llegar al público objetivo, es decir, aquel que está interesado por tus productos y/o servicios. Para ello, p uedes recurrir a los diferentes medios sociales . La finalidad, es atraer a los usuarios potenciales a la marca y presentarles tus productos y/o servicios como principal alternativa para cubrir sus necesidades.

  2. Comprar: una vez el cliente tiene contacto con tu marca, ya conoce t us productos y/o servicios, está preparado para realizar la compra. En este punto, es relevante manejar bien las estrategias de fijación de precios, por ejemplo. Es el momento de ofrecerles pruebas de productos al cliente para incentivarlo aún más de concretar la compra. Asimismo, es prudente compartir información de valor sobre su opción de interés.

  3. Desarrollar: luego de que el cliente realizó la compra, ya su información está en la base de datos de tu empresa. Es el momento de determinar su grado de satisfacción con la compra realizada, por ende, inicia el proceso de comunicación con el cliente. En este punto, se debe diseñar una estrategia que invite al usuario a comentar la valoración del trato de la empresa, los tiempos de espera, y por supuesto, la calidad del producto y/o servicio adquirido. Igualmente, la clave de esta fase es indagar un poco más sobre otras necesidades ocultas del cliente respecto a la compra realizada; así, se abre la posibilidad de convertir más.

  4. Conservar: para que un cliente sea leal a tu empresa, tuvo que hab er tenido una grata experiencia. Conservar al cliente es un punto a favor dentro de un mercado altamente competitivo, donde día a día surgen más empresas del mismo sector. Para ello, es prudente ofrecer descuentos en la próxima compra, invitaciones a formar parte de la empresa vía medios sociales, alerta sobre la disponibilidad de productos y/o servicios de interés, y más. La idea es explotar al 100% la creatividad.

  5. Inspirar: la comunicación personalizada es una clave fundamental que cierra el Lifecycle marketing . El cliente se sentirá a gusto si siente que le estás compartiendo información individualizada, si entiende s sus necesidades y si te preocupas por satisfacerlas más allá de un interés comercial. Ese, será el punto a favor que llevará al cliente a comprometerse con la empresa.

SUSCRÍBETE

Recibe un email con nuestros artículos:

New Call-to-action

También te puede interesar: