Ana Romero
Ana Romero
COMPARTE ESTE ARTÍCULO | |

¿El cliente es el centro de tu marketing de contenidos?

Si tienes un negocio, antes de pensar en ti, debes poner atención al cliente, esta es la clave de cómo llevar un negocio al día de hoy. Y es simple, si piensan en ellos los conservarás y tus ventas se mantendrán y aumentarán. Si las personas se sienten ignoradas, desentendidas o utilizadas, simplemente se irán.

Pero no te preocupes, existen algunas pistas que te pueden servir para saber si estas realizando un marketing de contenidos enfocado a tus clientes.

 

Cómo saber si estas enfocando tus contenidos para tus clientes.

 

  • Mantienes a las personas.

Detente un momento y observa si tus clientes se mantienen largo plazo dentro de tu negocio, si comparten tu contenido. Si es así, quiere decir que estás orientando bien la información de tu marketing de contenidos, que está pensando en el cliente y en la construcción de una relación con ellos, para hacerlos sentir como parte de una familia. Es decir, estás pensando en tu cliente y no solo en ti.

  • La diferencia de pensar en tus clientes o en la competencia.

Si estás creando contenidos pensando en tus competidores, quiere decir que estás pensando sólo en ti, en cuál es tu posición en el mercado. En cambio, la diferencia en enfocarte en crear un marketing de contenidos pensando en tus clientes te moverá a avanzar, en evolucionar; en cambio, pensando en tu competencia tus acciones serán de reacción y de defensa.

  • Te encuentras tranquilo.

La cuestión es esta, cuando tienes en mente que la creación de tu marketing de contenidos está siendo hecho para ayudar a las personas, se produce una relajación y tranquilidad. Es tener conciencia de que puedes crear una relación de ganar-ganar a través de tus contenidos.

  • Rompe reglas si es necesario.

Cuando se piensa en el cliente, puedes permitirte cambios si son necesarios. En este sentido, si se está en la creación de contenidos, y estos requieren de cambios para poder ayudar a los clientes, los realizarás sin pensarlo, harás las modificaciones necesarias en tu marketing de contenidos para que tus clientes puedan generar una conexión y estén satisfechos. Lo harás sin pesar si estás centrando tus contenidos en tus clientes.

  • Interesado en el cambio.

Si sólo estas interesado en aumentar tus ganancias, estás pensando sólo en ti, y eso se manifiesta en tus contenidos. En cambio, si haces de los clientes el centro de tu marketing de contenidos, tus objetivos están orientados en realizar un cambio, en hacer una diferencia.

  • Dispuesto a escuchar

Entablar una conexión con tus clientes puede resultar una experiencia no deseada si sólo estás pensando en ti. Pero si tienen los ojos puestos en tus clientes, entonces vas a querer escuchar lo que tienen que decir, pues te mantienes ocupado pensando cómo puedes ser de utilidad creando contenidos que satisfagan sus necesidades, creando una estrategia de marketing de contenidos.

 

La importancia reside en el cliente 

 

Finalmente, no olvides que los clientes son el centro de los negocios, sin ellos no son posibles las empresas. Debes hacer funcionar tu marketing de contenidos pensando en tus clientes, asegúrate de pensar en ellos más de lo que piensas en la competencia. Ten la certeza que todos tus contenidos están hechos con todo corazón para tus clientes, y tanto ellos como tú, verán la diferencia de los resultados obtenidos.

 

SUSCRÍBETE

Recibe un email con nuestros artículos:

New Call-to-action

También te puede interesar: