agencia de marketing digital - Follow Me Brand
Richard Vargas
Richard Vargas
COMPARTE ESTE ARTÍCULO | |

Marketing emocional o el arte de contar historias que remueven por dentro

Es común que el primer pensamiento que se venga a la mente cuando se escucha hablar de marketing sea “estrategia comercial que busca vender un producto y/o servicio a toda costa”. En parte, estoy totalmente de acuerdo, el marketing busca incentivar la compra de un producto y/o servicio.

Sin embargo, eso no significa que sea una técnica agresiva, también pone en juego técnicas emocionales para despertar el interés del usuario de manera genuina apelando a los sentimientos. ¿Las conoces? Es lo que los marketeros llamamos “marketing emocional”, o “el arte de contar historias que remueven por dentro”.

Si aún no sabes en qué consiste o cómo ponerlo en práctica, para eso estoy aquí hoy, para sumergirte en esta maravillosa variante mercadóloga que supone una oportunidad para que las marcas puedan mostrar su lado más humano. ¡Comencemos!

¿Qué es el marketing emocional?

Es una variante mercadóloga cuyo objetivo es impactar sobre el sentir de los usuarios, es decir, el marketing emocional busca crear un vínculo afectivo con los usuarios potenciales de una marca con el fin de que estos se sientan parte de ella, adoptando acciones y actitudes favorables ante un determinado producto y/o servicio.

Aunque el objetivo final es incentivar la compra, primero se preocupa por estudiar las emociones del usuario, apelar a ellas y crear un vínculo afectivo. De modo que el objetivo comercial está presente, pero al final del proceso. Es una técnica genuina cuyo propósito paralelo es mostrar el lado más humano de las marcas.

El marketing emocional nació por la necesidad de llegar al usuario de una manera diferente, y de agregar un valor diferencial a las empresas que permitiese distinguirlas entre la competencia. Y es que en un mercado tan saturado por productos, servicios y ofertantes, llegar al usuario solo a través de un eslogan, una frase o una imagen atractiva ya no es suficiente, se necesita algo más ¡Remover por dentro!

*Los usuarios son más emocionales que racionales al hacer una compra, considéralo.

Pilares fundamentales del marketing emocional

¿Cómo funciona este tipo de marketing? Fácil, por medio de sus pilares, es decir:

Vínculo emocional marca-usuario

Forjar una relación emocional entre marca – usuario es fundamental en este marketing, valga la redundancia. Los usuarios quieren ser parte de sus marcas favoritas, anhelan ser escuchados, y tener voz para opinar sobre sus productos y/o servicios, a final de cuentas se fabrican por y para ellos, así que tienen derecho.

Aquí la experiencia de usuario es clara: la marca genera un producto pensando en las necesidades de sus consumidores, y consigue la satisfacción del usuario no solo porque el producto cubre sus necesidades, sino por las sensaciones, emociones y sentimientos que esto le produce. Eso, querido amigo, es lo más importante en el mercado.

Así que sí, el principal pilar a consolidar es un vínculo afectivo entre marca – usuario.

Experiencias, sensaciones y emociones

¿Cómo crees que se siente tu target cuando hay miles de competidores ofreciéndoles los mismos productos y/o servicios? ¡Saturados, sin saber a dónde moverse! Y eso lo puedes usar a tu favor, pues los usuarios están en busca de una marca que les remueva algo por dentro, que les causa una emoción y ¡Bingo! Si le das esto, ganarás más posicionamiento, alcance y visibilidad. ¿Entonces? ¡Dáselos!

Aporta diferenciación por medio de contenidos de valor, diseño de productos… en fin, a través de cada tipo de comunicación que utilices con tus usuarios. Si creas experiencias positivas, despiertas sensaciones y emociones favorables. Al hacerlo, motivas a tu target a tomar una decisión que, sin duda, beneficiará a tu empresa.

Marketing de contenidos o content marketing

Y sí, el marketing emocional funciona gracias al marketing de contenidos, si este no está presente, no hay nada que pueda hacerse. A través de él puedes entender qué necesitan tus usuarios, qué desean de tu marca y cómo puedes dárselos. Gracias al marketing de contenidos identificas cómo debes presentar tu propuesta de valor a tus usuarios. Es decir, qué formatos emplear, cuáles canales, en qué frecuencia, etc.

El contenido ha de resultar útil, interesante, atemporal y, ante todo, valioso.

  • Storytelling

Es una técnica de marketing de contenidos, pero queremos profundizarla aún más porque de aquí desprende el eslogan “el arte de contar historias que remuevan por dentro”. No es lo que dices, sino cómo lo dices, y qué emociones despiertas en el trayecto. El storytelling genera una emoción, cala a la mente del consumidor y allí deja una huella difícil de borrar.

Tu principal preocupación podría ser ¿Qué historia cuento? Descuida, no hay que romperse la cabeza para saber qué contar, TODAS las marcas tienen una historia que compartir, y tu empresa no es la excepción. Tus trabajadores, tú, el nacimiento de tu empresa, todo eso suma… el marketing emocional consiste en conectar historias de personas con personas.

Si no me crees, repasa las campañas de Coca – Cola, esta marca sí que sabe hacer un buen marketing para despertar emociones.

Cómo aplicar el marketing emocional

Todo suena muy bonito ¿No? Pero el gran “desafío” llega al momento de querer aplicar toda esta teoría. Siéndote sincero, aparte de bonito es fácil respetar los pilares de este marketing para remover las emociones de los usuarios. Sino, repasa:

  • Estudiar al target objetivo

Cada usuario amerita un trato distinto, no por el hecho de que tu target comparta las mismas necesidades quiere decir que consuman el mismo tipo de contenido. Así que lo principal es armar un perfil de usuario PERSONALIZADO… identifica edad, género, gustos, intereses, canales, etc. Toda información que te ayude a construir la campaña.

  • Elegir la emoción a evocar

Aquí sí que tienes mucho por escoger. Sin embargo, las emociones básicas son tristeza, enfado, felicidad y sorpresa, según la Universidad de Glasgow. Define qué emoción quieres evocar basándote en el perfil de tus usuarios potenciales.

  • Aplicar el valor en la estrategia de comunicación

Tu producto y/o servicio debe integrarse perfectamente a los dos puntos anteriores, ha de ser una campaña prolija y coherente en todo sentido. Pero el verdadero reto es aplicar el valor de tu propuesta en la estrategia de comunicación, tómate un momento para planificarla bien… elige los formatos y los medios más potenciales (según el perfil buyer persona) y haz que los productos y/o servicios se adapten al mensaje.

El marketing emocional es la oportunidad perfecta para conectar con tus usuarios contando historias que remuevan por dentro. Ve más allá de comunicar una oferta por el simple hecho de vender ¡Conecta, haz sentir a tus usuarios!

SUSCRÍBETE

Recibe un email con nuestros artículos:

New Call-to-action

También te puede interesar: