Smart content para una experiencia de cliente plena

Hace un par de días te comenté sobre qué es y cómo funciona el Smart Content. Para refrescarte un poco la memoria, se trata de una estrategia que consiste en adaptar y personalizar los contenidos de acuerdo a las necesidades e intereses de los clientes potenciales, así como a la etapa del proceso de compra en la que se encuentran.

 

De modo que el Smart Content, también conocido como contenido inteligente, es uno de los pilares más importantes sobre los que se asienta la experiencia del usuario. Es un valor diferencial para las marcas que afecta de manera significativa el nivel de satisfacción que tendrá el consumidor. ¿Por qué? ¡Continúa leyendo y lo sabrás!

 

Smart Content y experiencia de cliente

 

El 79% de los usuarios afirma que las experiencias son tan importantes como el producto o servicio en sí. De allí, que el 64% asevera que sus expectativas sobre la experiencia de compra se elevan considerablemente gracias a una positiva experiencia. Así pudo conocerse en un estudio realizado por Salesforce.

 

Si bien la experiencia de cliente es uno de los aspectos más relevantes, sobre todo en el mercado tan competitivo que hay hoy en día, son pocas las empresas que trabajan este elemento. Ante todo, en la personalización de contenidos y mensajes. Por lo general, suelen estandarizar la información para dizque “ahorrar” recursos, pero ¿En realidad lo consiguen? ¡En lo absoluto, esta “estrategia” termina saliéndoles más cara!

 

Información precisa en el momento adecuado

 

El Smart Content ES el factor MÁS importante para ofrecer una óptima experiencia de cliente. Básicamente, se trata de que tras la pantalla haya “alguien” en constante comunicación con los usuarios objetivos, ofreciéndoles siempre la información que necesitan en el momento justo.

 

Te imaginas lo genial que sería que al ver tus contenidos, tus usuarios exclamaran: “¡Vaya, esto era lo que buscaba!”. Lo consigues por medio del contenido inteligente. Siempre y cuando no pierdas el enfoque de crear un contacto ameno y cercano con tu público, cuyo propósito ha de ser brindar una experiencia única e irrepetible.

Esto, a su vez, se traducirá en más ventas, más engagement, y más lealtad.

 

¡Cuidado con la data!

 

La tecnología, las webs, las redes sociales… el mundo digital en sí, nos ofrece un agradable panorama de oportunidades para conseguir impactar a los usuarios potenciales por medio de campañas digitales personalizadas. Sin embargo, cuidado con darle una errada manipulación a la información proporcionada por la data.

 

La privacidad se ha convertido en el punto de quiebre del Smart Content. Aunque la calidad de la data es imprescindible al momento de diseñar y ejecutar campañas individualizadas, en el afán de querer personalizar la experiencia de cliente, las marcas suelen caer en el (GRAN) error de sobrepasar los límites de privacidad.

 

Por eso, solo un 13% de los internautas consentiría compartir su actividad, en portales como redes sociales, con las marcas. Esto, de acuerdo a datos extraídos de un estudio desarrollado por SheerID y Kelton Global a mediados de abril de 2018.

 

Pregunta a tus usuarios qué datos personales desean compartir

 

Vamos, sin la data sería imposible diseñar estrategias personalizadas, en eso estamos claros, considerando el nivel de complejidad y costos de realizar una campaña casi a ojos cerrados.

Sin embargo, tus usuarios valorarían más si les preguntas hasta qué punto desean compartir su información personal (necesidades, intereses, hábitos de consumo…) para disfrutar de ofertas personalizadas.

 

Además, con tantas regulaciones que protegen la privacidad del usuario, seguro no querrás problemas que afecten la reputación de tu negocio. Sino, mira el caso de Facebook, constantemente está en líos por violar la privacidad de sus usuarios para vender los datos a las marcas.

Mientras más incluyas a tus usuarios en tus campañas digitales, mejores resultados conseguirás.

 

Experiencia de cliente satisfactoria gracias a la inteligencia artificial

 

Con la información que te he proporcionado hasta ahora, ya sabes cómo ofrecer una experiencia de cliente satisfactoria a través de la información suministrada…

Te ayudo un poco: compartiendo a tus usuarios contenidos individualizados que sumen valor durante su recorrido por el embudo de ventas. Para conseguirlo, puedes apoyarte en distintas tecnologías de aprendizaje automático que ter permitan conocer a profundidad a tu comunidad objetivo, como la inteligencia artificial.

 

La inteligencia artificial puede convertirse en tu mejor aliado para ofrecer experiencias de cliente más satisfactorias. Esta incesante tecnología está (y seguirá) cambiando de manera significativa el modo de realizar el trabajo creativo. Puedes, por ejemplo, utilizar la IA para buscar nuevos segmentos de clientes, así como para personalizar los anuncios en tiempo real, y medir su impacto a través de análisis A/B instantáneos.

Aquí lo importante es utilizar las bondades de la IA para obtener información valiosa sobre tus usuarios para diseñar campañas individualizadas que te permitan atraer su atención en el menor tiempo posible, maximizando tu inversión y encaminándote a la consecución de tus objetivos empresariales.

 

¿Cómo ves la importancia del Smart Content en la experiencia de usuario? Si aprendes a domar el contenido inteligente, prepárate para conseguir una comunidad potencial, agradecida, leal y satisfecha.

Recibe los últimos datos e inspiración de FMB